EL PERDÓN ES LIBERACIÓN

El perdón es la herramienta que nos ayuda a liberarnos de cargas y a caminar livianos y felices por la vida. Nos ayuda a dejar rencores, deseos de venganza y sanar heridas.

Algunos piensan que el perdón está diseñado solamente para quienes ocasionan algún daño. Pero no es así. Es necesario primero que aprendamos a perdonarnos nosotros mismos. Esto realmente es lo que ayuda a que perdonemos a los demás.

El perdón es la herramienta que nos ayuda a liberarnos de cargas y a caminar livianos y felices por la vida. Nos ayuda a dejar rencores, deseos de venganza y aquellas emociones negativas, producto de una situación que nos hirió. Es bueno saber que perdonar no es olvidar, minimizar o justificar el daño. Tampoco se trata de reconciliarse con el agresor, ya que en algunos casos esto no resulta necesario ni sano, y además, puede exponer a la víctima a ser nuevamente herida. Podemos perdonar a alguien que nos hizo daño, y decidir alejarnos de esa persona, estableciendo límites claros que nos protejan de volver a ser lastimados.

Volver a creer

El perdón es algo que hacemos por nosotros mismos, para liberarnos de emociones que nos dañan, para salir del miedo y la desconfianza, y darnos la oportunidad de volver a creer en la bondad humana. En muchas ocasiones, puede ser que la otra persona no se entere de que la hemos perdonado. Lo que es verdaderamente importante es que sigamos adelante más livianos y fortalecidos. Perdonar es una oportunidad de aprendizaje. Entender que esa experiencia, a la cual se vio sometido, le ayudó a crecer y valorarse.

 

Los efectos del rencor

A pesar de los grandes beneficios que tiene el acto de perdonar, no siempre resulta fácil. Al percibir en otros una intención negativa o de hacernos daño, la tendencia es a aislarnos, juzgar y cargarnos de rabia, deseos de venganza y otras emociones negativas, a modo de protegernos. Es necesario elaborar un proceso de perdón, el cual en ocasiones toma años, siempre dependiendo de la magnitud del daño y la personalidad de la víctima. El perdón es un valor humano presente en diversas filosofías, religiones y culturas. En psicoterapia, el perdón comenzó a ponerse en práctica cuando se le empezó a considerar una herramienta terapéutica de gran valor e importancia para la liberación de traumas. Diversos estudios científicos coinciden en que las personas más felices son aquellas que practican el perdón hacia sí mismos y a otros. Esto les permite avanzar con un mayor nivel de aceptación y satisfacción frente a las diversas situaciones de la vida.

Robert Enright, psicólogo estadounidense, afirmó que las personas que han sido profunda e injustamente heridas, pueden sanar emocionalmente si perdonan a su ofensor